viernes, 20 de mayo de 2016

Convierte tus viejas sillas en repisas

No tires a la basura las viejas sillas que tienes en casa, mejor transfórmalas en prácticas repisas y estantes que sin duda te ayudarán a organizar y mantener a mano ropa y artículos personales. Lo único que hay que hacer es fijarlas en la pared con ayuda de clavos o tornillos. Así, el asiento de la silla se convierte en una superficie para colocar y organizar cosas, mientras que las barras que sujetan las patas te pueden servir para colgar ganchos con ropa. También puedes optar por cortar las patas y usar solo la parte superior de la silla, o usar nada más el respaldo. Puedes darles una nueva capa de pintura para que luzcan aún mejor y colocar una o varias en una pared con lo que incluso podrás tener un nuevo armario o closet. Mira estas ideas: 











3 comentarios: