miércoles, 10 de febrero de 2016

Como hacer un terrario

Un terrario es un mini jardin creado en el interior de cualquier recipiente de vidrio. Los terrarios son perfectos para el interior de la casa, ya que generalmente necesitan de poco mantenimiento gracias al vidrio y son ideales para las personas que no tienen tiempo para cuidar un jardín o para aquellas que se inician en esta actividad. Puedes utilizar una gran variedad de plantas y colocarlas en pequeños recipientes de vidrio que pueden ir sobre escritorios, mesas de noche, y otro lugares donde el espacio es limitado. Un terrario añade a cualquier habitación un poco de paz y belleza exterior.



¿Qué necesitas para crear un terrario? Obviamente un recipiente de vidrio lo suficientemente profundo para albergar las raíces de las plantas. Puede ser desde una vieja pecera hasta un frasco grande. Además necesitarás tierra de jardín, piedrecillas o gravilla, carbón activado (sustituye el drenaje del agua y mantiene la tierra húmeda, se compra en donde venden suministros para acuarios o jardines), musgo (es un elemento importante ya que actúa como una esponja que absorbe el exceso del agua) decoraciones de jardín como conchas, estatuillas, gnomos, etc. y por último las plantas.



Casi todas las plantas de bajo cuidado se pueden utilizar para hacer un gran terrario. Escoge varias plantas que tengan características similares y que crezcan bien juntas. Las plantas clásicas que se utilizan en un terrario incluyen (pero no se limitan a) helechos, musgos, cactus y suculentas. Escoge plantas que no crezcan por encima del recipiente del terrario en el que están colocadas. Las plantas que prefieren la sombra son las mejores, aunque tambien los terrarios de cactus funcionan bien. Debido a que el vidrio puede amplificar la luz, las plantas dentro de un terrario tienen que ser tolerantes a bajos niveles de luz, si mantienes una planta a la que guste el sol, en la sombra, podría estresarse y morir. Si creas un terrario de cactus, procura que sea en recipientes de boca ancha y sin tapa.


Pasos para crear un terrario:
1.- Limpia el recipiente de vidrio. Si el recipiente que usas fue utilizado anteriormente, lávalo bien con agua y jabón, luego enjuágalo completamente para eliminar cualquier residuo de jabón. Con el tiempo las bacterias crecerán en un terrario sucio, así que utiliza jabón anti-bacterial si es posible.
2.- Coloca piedras para el drenaje. Mezcla la gravilla o roca con una cantidad generosa de carbón. Coloca una capa de 2.5cm (1 pulgada) de altura de esta mezcla dentro del recipiente del terrario.
3.- Coloca una capa de musgo. Añadirla evitará que la tierra se filtre hacia la gravilla, y como se mencionó anteriormente proporciona una eliminación útil del agua. (Este paso se omite en el caso de los terrarios de cactús)
4.- Coloca la tierraDependiendo del tamaño del terrario y de la longitud de las raíces de las plantas, debes añadir entre 5cm (2 pulgadas) a 7,5 cm (tres pulgadas) de tierra. Aplástala con suavidad para eliminar las bolsas de aire y nivelar la superficie. Cava pequeños hoyos dentro de la tierra donde vas a colocar las plantas
5.- Empieza a colocar las plantas. Saca la planta de su recipiente y sacude suavemente sus raíces para eliminar el exceso de tierra y ayudar a la planta para que mueva sus raíces a la tierra nueva; instálalas con cuidado en el agujero que cavaste anteriormente y cúbrela de tierra alrededor de la base, dándole palmaditas suavemente. Repite el proceso con todas las plantas que piensas añadir.
6.- Agrega la decoración. También es posible colocar musgo o piedras en la parte superior del terrario para decorar.
7.-Dale a tus plantas un poco de humedad. Riega ligeramente el terrario y ¡listo!



Si tu terrario es abierto, riega las plantas ocasionalmente. Aunque no es necesario en los terrarios sellados herméticamente, las plantas dentro de los terrarios abiertos necesitan ser regadas una vez cada una o dos semanas. Las plantas crasas y los cactus se deben regar sólo una vez al mes.
Si tu terrario está sellado herméticamente, ventílalo ocasionalmente. Aunque por lo general no es necesario, si tus plantas se marchitan o si existe condensación en los lados del terrario, dejar que entre aire (por ejemplo, al abrir el recipiente ligeramente colocando una piedra en medio de un borde) puede ser una buena idea.
Fuente: Wikihow













5 comentarios:

  1. hermosas y practicas ideas, gracias me encantó, siempre quise hacer y tener uno¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno que la publicación te sea útil! Saludos!!

      Eliminar
  2. me encantaron, espero poder hacer alguno.

    ResponderEliminar
  3. Hola! como puedo armar mi terrario abierto si no tengo carbon activado?????

    ResponderEliminar